Los fantasmas del Coliseo

  Permanezco fuera de sus muros con cara de miedo, porque alguien me contó que, aun de día, son muchos los turistas y lugareños que afirman haber escuchado en su interior susurros, llantos, lamentos y hasta el rugir de fieras invisibles. Por las noches debe ser aún peor, porque los vigilantes cuentan que se escuchan,…